En el propio idioma

Los textos budistas fueron inicialmente transmitidos oralmente por los primeros monasticos en lenguas indoarias. Tiempo después fueron escritos y compuestos como manuscritos en varios idiomas asiáticos. Se pueden categorizar de varias maneras, como los textos canónicos, los comentarios y los pseudocanónicos.

El desarrollo de la literatura en español es incipiente dentro del contexto de la historia del Budismo. El Dharma en español ha crecido mucho en los últimos años, y aún queda un largo y maravilloso camino por recorrer. La misión de Budalibros es hacer mas accesible el contenido del Dharma expresado en este idioma.
Algunos textos son traducidos de su idioma original (Pali, Sánscrito, etc.), sin embargo gran parte del material disponible son traducciones de traducciones (del Sánscrito al Chino, del Chino al Japonés, etc.).

Las enseñanzas fueron primero escritas en el Cuarto Concilio en Sri Lanka en Pali, alrededor del año 25 AC. Estos escritos fueron divididos en tres secciones: Vinaya Pitaka, Sutta Pitaka y Abidharma Pitaka. El conjunto de escritos tomó el nombre de Tipitaka (tres canastos).

El Buda recomendó a los monásticos que enseñen en las diferentes lenguas de la gente. La enseñanza oral continuó en la India en la forma de Sánscrito oral. En el Cuarto Concilio en la India (Siglo I DC) las enseñanzas fueron escritas in Sánscrito y se las conoce como Canon Sánscrito. Existen diferentes versiones del Canon Sánscrito, todas similares en forma y contenido. Tanto el Pali Canon como el Canon Sánscrito pueden rastrearse hasta la enseñanza original de Buda.